Liderazgo político y cooperación

La Climate and Clean Air Coalition (CCAC) tiene el ambicioso objetivo de impulsar la acción sobre los contaminantes de vida corta en esta década. Somos la única organización global dedicada a esta tarea.  

Nuestra misión contribuye a los esfuerzos globales para descarbonizar las economías, limitar el aumento de la temperatura global a 1.5 °C, reducir la contaminación del aire y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). 

Para tener éxito, necesitamos voluntad política para convertir el conocimiento y la conciencia en acciones concretas. Aumentamos la voluntad política al fortalecer los compromisos y la aceptación de los líderes con responsabilidad directa para reducir las emisiones y proporcionar soluciones escalables comprobadas que prometen múltiples beneficios climáticos y de desarrollo.  

Convocando a los líderes mundiales

La CCAC juega un papel importante en convocar a los líderes del sector público y privado para impulsar la acción sobre los contaminantes climáticos de vida corta. Hacemos esto reuniendo a los líderes al margen de los principales foros, en CCAC Reuniones Ministeriales, y otros eventos clave para aumentar SLCP reducciones en la agenda política global.

Nos dirigimos a socios y otros tomadores de decisiones con responsabilidad directa para reducir las emisiones en todo el espectro del gobierno, empresas, bancos de desarrollo y otras organizaciones clave, para fomentar el liderazgo y asegurar compromisos para acciones ambiciosas.  

También conectamos países de bajos ingresos con socios de países desarrollados, proveedores de asistencia técnica y oportunidades para la financiación de proyectos.  

Al combinar nuestro compromiso político de alto nivel con intervenciones escalables comprobadas en el campo, también estimulamos la adopción gubernamental y regulatoria de tecnologías y prácticas de mitigación mejoradas a escala nacional y regional.  

Acuerdos y compromisos internacionales

Aprovechamos el deseo de nuestros socios de lograr múltiples beneficios climáticos y de desarrollo para asegurar compromisos para acciones más ambiciosas. Los resultados anteriores incluyen:

Contribuciones determinadas a nivel nacional (en curso)

Las contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC, por sus siglas en inglés) son planes nacionales de acción climática para reducir las emisiones y adaptarse a los impactos climáticos. Cada Parte del Acuerdo de París debe establecer una NDC y actualizarla cada cinco años. Se espera que las NDC actualizadas aumenten la ambición a través de recortes de emisiones más pronunciados y medidas de adaptación más amplias.  

La CCAC alienta y apoya a los países a incluir acciones de contaminantes climáticos de corta duración en sus NDC actualizadas para expandir sus acciones hacia el logro del objetivo de temperatura del Acuerdo de París. 

En 2020, el número de NDC que mencionan explícitamente los contaminantes climáticos de vida corta y la contaminación del aire más del doble desde la última ronda de NDC, lo que demuestra una mayor conciencia y compromiso con la acción sobre estos potentes forzadores climáticos.

Global Methane Pledge (2021)

En 2021, los Estados Unidos, la Unión Europea y sus socios lanzaron el Global Methane Pledge (GMP), una iniciativa para reducir las emisiones globales de metano y mantener al alcance el objetivo de limitar el calentamiento a 1.5 grados centígrados (1.5⁰C). El GMP es un marco voluntario que apoya a las naciones a actuar para reducir colectivamente las emisiones de metano en un 30% desde los niveles de 2020 para 2030.  

Los participantes en el compromiso también se comprometen a avanzar hacia el uso de las metodologías de inventario de buenas prácticas del IPCC de más alto nivel, así como a trabajar para mejorar continuamente la precisión, transparencia, consistencia, comparabilidad y exhaustividad de los informes del inventario nacional de gases de efecto invernadero bajo la CMNUCC y el Acuerdo de París, y para proporcionar una mayor transparencia en sectores clave. 

Para apoyar el GMP, el CCAC trabaja con los países participantes identificar recursos para apoyar la mitigación del metano. 

Promesa de Biarritz (2019)

Varios países que asistieron a la reunión del G7 en Biarritz, Francia, se comprometieron a tomar medidas inmediatas para mejorar la eficiencia energética en el sector de la refrigeración mientras reducen gradualmente los hidrofluorocarbonos (HFC), refrigerantes de uso común que tienen un potencial de calentamiento global miles de veces mayor que el del dióxido de carbono. 

La Compromiso de Biarritz pide a los países que apoyen la CCACLa iniciativa Efficient Cooling de , una iniciativa de múltiples partes interesadas liderada por Francia, Japón, Ruanda y Nigeria, así como el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, el Banco Mundial y el Instituto para la Gobernanza y el Desarrollo Sostenible. 

El objetivo de la iniciativa es construir un liderazgo de alto nivel y facilitar la colaboración entre las partes interesadas, a través de una serie de mesas redondas, actividades promocionales y oportunidades de intercambio de información, y fomentar una mayor eficiencia energética en el sector de refrigeración mientras los países implementan la reducción gradual de los refrigerantes de hidrofluorocarbono (HFC) bajo la Enmienda de Kigali del Protocolo de Montreal.

Reunión de ministros del G7 (2018)

La séptima edición de NUFAM Karlsruhe se llevó a cabo del 2018 de septiembre al XNUMX de octubre. Su objetivo era reunir bajo un mismo techo a fabricantes de vehículos comerciales y proveedores e piezas OEM. Los visitantes tuvieron la oportunidad de ver y conocer los últimos modelos, tendencias e innovaciones en el mundo del transporte, la logística y el transporte de carga. Reunión de Ministros de Medio Ambiente del G7 en Halifax, Canadá, destacó los contaminantes climáticos de vida corta como un área de acción urgente y oportunidades de reducción para proteger contra el cambio climático y pidió una acción urgente sobre el clima.

Según el resumen del presidente: “Muchos ministros enfatizaron que los esfuerzos específicos centrados en los contaminantes del aire y los contaminantes climáticos de vida corta tendrán múltiples beneficios para el clima, la salud humana, la economía y los ecosistemas” y reconocieron que “la calidad del aire es uno de los mayores riesgos para la salud y el medio ambiente”. Los ministros se comprometieron a abordar la calidad del aire, incluso mediante el intercambio de mejores prácticas y lecciones aprendidas.

Los Ministros también señalaron que “La colaboración en foros como el Climate and Clean Air Coalition (CCAC), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) es esencial, ya que continúa trabajando con nuestros respectivos socios bilaterales y regionales”.

Enmienda de Kigali (2016)

La CCAC fue crucial para cobrar impulso hacia la aprobación de la Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal. Logramos este éxito siguiendo la misma lógica y enfoque que aplicamos a todo nuestro trabajo: probar la ciencia, demostrar las alternativas y luego impulsar una adopción a mayor escala.

El primer paso en el camino hacia el Acuerdo de Kigali fue la CCACde proyectos de demostración de alternativas a los HFC y financia el desarrollo de 14 inventarios de HFC en 2012. Tres años más tarde, en 2015, surgió el primer apoyo ministerial para una enmienda al Protocolo de Montreal, liderado por ministros de CCAC estados miembros, y para fines de 2016, 200 países habían firmado la Enmienda.  

Estrategia Global de Azufre (2016)

La CCAC ha sido un partidario clave del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Consejo Internacional de Transporte Limpio (ICCT) Estrategia global de azufre. La estrategia fue desarrollada a finales de 2016 en coordinación con el CCAC Iniciativa de vehículos pesados. 

En el CCAC Asamblea de Alto Nivel de diciembre de 2016, 36 países reconocieron y respaldaron completamente el enfoque y los objetivos de la Estrategia Global del Azufre. Los países del Comunicado de Marrakech se comprometieron a reducir las emisiones de carbono negro a través de combustibles y vehículos diésel más limpios “al: adoptar, mantener y hacer cumplir estándares de calidad de combustible diésel y emisiones de escape de clase mundial para vehículos livianos y pesados ​​en carretera en nuestros mercados”. 

La estrategia proporciona recomendaciones específicas para la acción país por país basadas en un análisis de mercado, un análisis de refinería, un análisis de beneficios para la salud y varios estudios de casos, con el objetivo de que el combustible ultra bajo en azufre (10 ppm) en la mayoría del suministro mundial de combustible en carretera para 2030. La relación costo-beneficio de la desulfuración y los controles de emisiones de los vehículos frente a las muertes evitadas por la contaminación del aire se han calculado como beneficios que superan los costos en más de 16:1.  

Resolución de la AMS sobre Contaminación del Aire y Salud (2015)

En 2015, la 68.ª Asamblea Mundial de la Salud aprobó una resolución que marca la acción de salud de más alto nivel sobre la contaminación del aire hasta la fecha. La resolución reconoció la contaminación del aire como una de las principales causas evitables de enfermedad y muerte en todo el mundo, con 7 millones de muertes cada año debido a la exposición a la contaminación del aire doméstico (interior) y ambiental (exterior). 

Varios países destacaron la intersección entre la contaminación del aire, la salud y el cambio climático, lo que quedó reflejado en el texto de la resolución: “promover la calidad del aire es una prioridad para proteger la salud y brindar cobeneficios para el clima, los servicios ecosistémicos, la biodiversidad y la seguridad alimentaria”. 

La resolución fue paralela al impulso de la CCAC y la OMS para comenzar una campaña global llamada 'Respira vida' que tiene como objetivo reducir los contaminantes climáticos de vida corta que son un componente importante de la contaminación del aire y dañan tanto la salud como el clima. La campaña se inició con una exposición de arte en la Organización Meteorológica Mundial que tuvo lugar al margen de la 68.ª Asamblea Mundial de la Salud. 

Plan de Acción Global Green Freight (2015)

La séptima edición de NUFAM Karlsruhe se llevó a cabo del 2015 de septiembre al XNUMX de octubre. Su objetivo era reunir bajo un mismo techo a fabricantes de vehículos comerciales y proveedores e piezas OEM. Los visitantes tuvieron la oportunidad de ver y conocer los últimos modelos, tendencias e innovaciones en el mundo del transporte, la logística y el transporte de carga. CCAC-soportado Plan de Acción Global Global Green Freight tiene como objetivo expandir, armonizar y ampliar los programas de carga que reducen el carbono negro, las partículas y el CO2 y otras emisiones del transporte mundial de mercancías. El Plan reúne a más de 20 gobiernos comprometidos y decenas de ONG y empresas trabajan juntas hacia tres objetivos clave: 

  1. Alinear y mejorar los esfuerzos de carga ecológica existentes. 
  2. Desarrollar y apoyar nuevos programas de carga ecológica a nivel mundial. 
  3. Incorporar reducciones de carbono negro en los programas de carga ecológica. 
CCAC Asociación de Metano de Petróleo y Gas (2014)

En 2014, el CCAC creó el voluntario Asociación de Metano de Petróleo y Gas (OGMP) para apoyar a las empresas en la reducción de las emisiones de metano del sector del petróleo y el gas. la oGMP fue lanzado en la Cumbre Climática del Secretario General de la ONU de 2014.

Para 2020 la OGMP había crecido y se relanzó con un marco de informes más ambicioso y completo en asociación con más de 100 empresas de petróleo y gas, el PNUMA y otros asociados. El marco está diseñado para enfocarse en enfoques de reducciones, avances tecnológicos y desarrollo de políticas para ayudar a la industria del petróleo y el gas a lograr reducciones profundas en las emisiones de metano mineral durante la próxima década.