Potencial de residuos agrícolas de la India para complementar el sector energético

by CCAC Secretaría - 29 agosto, 2023
Los residuos de paja de arroz indio se pueden convertir en recursos rentables con las inversiones en infraestructura necesarias.


La quema de desechos agrícolas es una de las mayores fuentes mundiales de contaminación atmosférica estacional. En la provincia india de Punjab, se queman 15.4 millones de toneladas de paja de arroz después de cada cosecha. A nivel mundial, cada año se queman alrededor de 450 millones de toneladas de residuos de cultivos, lo que genera 1.2 millones de toneladas de emisiones de metano.

La quema de residuos de cultivos no sólo daña la salud humana y el clima, sino que también priva al suelo de nutrientes vitales, nivel de pH, humedad, fósforo disponible y materia orgánica. Por cada tonelada de paja de arroz quemada se pierden 5.5 kg de nitrógeno, 2.3 kg de fósforo, 25 kg de potasio y aproximadamente 1.2 kg de azufre. Sin embargo, al igual que otros residuos agrícolas, la paja de arroz se puede utilizar para múltiples propósitos para promover objetivos climáticos, de salud y de sostenibilidad más amplios. 

La paja de arroz ya ha demostrado ser viable para su uso en Purificación del agua, la producción de electricidady biocombustibles, así como cobertura del suelo, abono y piensos para animales. Sin embargo, hasta ahora su potencial se ha visto limitado por brechas en la cadena de valor, que impiden que los actores del sector privado capitalicen el recurso. Para ayudar al gobierno de la India a alcanzar sus objetivos políticos y contribuir a sus objetivos de Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC), el CCAC y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (la FAO apoyó conjuntamente un proyecto para identificar cómo los agricultores y los empresarios pueden utilizar los residuos de cultivos de manera ambientalmente sostenible y económicamente viable).   

Debido a la presión para plantar trigo dentro de las tres semanas posteriores a la cosecha del arroz, los agricultores deben deshacerse de la paja de arroz rápidamente. Sin una infraestructura establecida para recolectar y entregar la paja de arroz al mercado para los actores del sector privado, los agricultores tienen pocas alternativas más que quemarla. Atribuir un valor a los residuos que normalmente se consideran desperdicios es la forma más eficaz de incentivar a los agricultores y empresarios a utilizar la paja de arroz con medios más eficaces.

La CCAC-El estudio de la FAO tuvo como objetivo evaluar qué se necesitaría para permitir la movilización de la paja de arroz como un recurso valioso, así como cuál sería el impacto de producir paja de arroz como fuente de producción de energía para reemplazar el carbón y los combustibles tradicionales para el transporte.

El análisis encontró que, debido a la gran escala de producción necesaria para hacer rentables los biocombustibles derivados de la paja de arroz, la India tiene el potencial de ser uno de los primeros países donde se podría establecer una cadena de valor viable. Como los residuos de cultivos son importantes para mantener la calidad del suelo como mantillo y abono, el estudio basó su modelado en el uso de sólo el 30% de los residuos de cultivos disponibles.

URL de vídeo remoto

El estudio concluyó que se necesitaría una inversión de 309 millones de dólares para recolectar, transportar y almacenar esta cantidad de paja de arroz en un período de 20 días. Este sería un paso importante que permitiría el funcionamiento de un mercado para la paja de arroz y sus productos derivados.

El desarrollo exitoso de esta cadena de valor reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en aproximadamente 9.7 millones de toneladas de CO2 equivalente y alrededor de 66,000 toneladas de partículas PM2.5. Utilizar el 30% de la paja de arroz para sustituir la energía alimentada con carbón permitiría alcanzar el 143% del objetivo inicial de la NTPC (Corporación Nacional de Energía Térmica) de adquirir 5 millones de toneladas anuales de pellets para cofire en sus centrales térmicas.

Fundamentalmente, los usos económicamente viables de la paja de arroz, tanto en etanol de segunda generación como en pellets combustibles, requieren instalaciones que funcionen a gran escala. El Gobierno de la India ha fijado el objetivo de un 20% de etanol en toda la gasolina para 2025, y se proyecta un aumento en la demanda de etanol de alta calidad. Sin embargo, el etanol de segunda generación aún puede requerir subsidios gubernamentales o mecanismos de fijación de precios hasta que toda la demanda de etanol ingrese al mercado. Por su parte en la cadena de valor, los agricultores ganarían entre 550 y 1 INR por tonelada (entre 500 y 6.66 dólares) por la paja de arroz.

El Gobierno de la India (GoI) apoya activamente el desarrollo de estas cadenas de valor y está explorando medidas para subsidiar brechas críticas en la cadena de valor. Su objetivo es reducir su dependencia de las importaciones de energía, así como mejorar los medios de vida y las cadenas de valor en el sector agrícola. Las flotas de transporte público de la India ya funcionan en gran medida con biogás comprimido, uno de los productos económicamente viables que se pueden producir a partir de paja de arroz.

"Necesitamos identificar las materias primas rurales y agrícolas que tienen el potencial de provocar una revolución. Generará mucho desarrollo y creará oportunidades de empleo", afirmó. Nitin Gadkari, Ministro de Transporte por Carretera y Autopistas, Transporte Marítimo y Recursos Hídricos, Desarrollo de Ríos y Rejuvenecimiento del Ganges en el Gobierno de la India. "Esto conducirá a una disminución de las importaciones, un aumento de las exportaciones y un fortalecimiento de nuestra economía", añadió.

Etiquetas
Contaminantes (SLCPs)
Temas
Países