La mega ciudad de México avanza en la lucha por un aire más limpio

por respirarvida2030.org - 13 agosto, 2018
Ciudad de México se une a la campaña RespiraVida con un programa de aire limpio que beneficia a más de 8.8 millones de personas

La Ciudad de México, hogar de más de 8.8 millones de personas, el punto de mayor concentración de actividad humana en el país, se une a la Campaña BreatheLife en el Día Interamericano de la Calidad del Aire (Día Interamericano de la Calidad del Aire) 2018.

Su situación geográfica y contexto socioeconómico hacen que el crecimiento demográfico y la estructura urbana sean cada vez más importantes y regionalmente más complejos.

Las diferentes instituciones del gobierno de la Ciudad de México (CDMX) trabajan coordinadamente en la aplicación de acciones y programas para mejorar la calidad del aire de la Ciudad con el propósito de mejorar la calidad de vida y la prosperidad de los habitantes bajo una visión de desarrollo sustentable.

La mayor parte del progreso se ha logrado a través de programas integrales de gestión de la calidad del aire (los muy elogiados procesos PROAIRE) basados ​​en consideraciones científicas, técnicas, sociales y políticas.

La Ciudad de México se ha coordinado con el gobierno federal y los estados vecinos para implementar acciones para abordar los problemas ambientales regionales (megalópolis).


La Ciudad de México ha hecho de la mejora de la calidad del aire una prioridad política. Con la aplicación de estas políticas, la contaminación del aire ya mantiene una tendencia a la baja, incluso aunque la ciudad esté experimentando un crecimiento constante.

Tanya Müller García

Ha implementado una política integrada para la calidad del aire y el cambio climático, que incluye estrategias prioritarias para proteger la salud pública.

La ciudad ve la información y el conocimiento como una herramienta clave para la gestión de la calidad del aire. Tiene una amplia capacidad de recopilación de datos, incluido un sistema integral de monitoreo de la calidad del aire ambiental y un inventario de emisiones, que brinda información sobre la calidad del aire al público y es una herramienta importante para diseñar, implementar y evaluar políticas de control de la contaminación del aire.

Se ha implementado un sistema de pronóstico de la calidad del aire desde 2017 para alertar al público sobre un evento de alta contaminación con 24 horas de anticipación.

La Ciudad de México ha mantenido y fortalecido su alianza con la comunidad científica nacional e internacional a lo largo del tiempo.

La información obtenida de campañas de medición de campo recientes ha brindado información completa sobre las emisiones y el transporte de contaminantes, y ha contribuido al diseño del actual programa de gestión de la calidad del aire.

Al reconocer la contaminación del aire de la Ciudad de México como una de las principales preocupaciones ambientales y sociales, el gobierno mexicano comenzó a desarrollar e implementar programas integrales de gestión de la calidad del aire en la década de 1990 que combinaban acciones regulatorias con cambios tecnológicos.

Las acciones específicas incluyeron la remoción de plomo de la gasolina, implementación de convertidores catalíticos en automóviles, reducción del contenido de azufre en el diesel, cierre de una refinería de petróleo, sustitución de fuel oil en la industria y centrales eléctricas por gas natural, reformulación de gas licuado de petróleo para cocina y calefacción, refuerzo del programa de inspección y mantenimiento de vehículos, e implementación de la regla "Hoy No Circula".

Como resultado de estas medidas de reducción de emisiones, las concentraciones de contaminantes criterio han ido disminuyendo durante la última década.

El gobierno de la Ciudad de México ha seguido fortaleciendo el control de emisiones vehiculares con tecnologías avanzadas y programas de vigilancia, incluidos inspectores ecológicos y sensores remotos para identificar vehículos con altas emisiones y vehículos que no cumplen; mejorar la calidad del combustible tanto para diesel como para gasolina; mejorar el transporte público (Metrobús); equipar los autobuses con tecnologías diesel más nuevas; introducir taxis híbridos y eléctricos; mejorar la movilidad a través del programa de bicicletas compartidas (Ecobici) y áreas peatonales mejoradas.

La Ciudad de México también ha implementado programas estratégicos de cambio climático con objetivos claros y específicos, que incluyen energía verde (por ejemplo, paneles solares), programas de eficiencia energética para edificios públicos y desarrollo sostenible de recursos naturales y biodiversidad.

Con políticas de salud y medioambientales orientadas a reducir la contaminación del aire, la ciudad está viendo un aire más limpio incluso a medida que continúa expandiéndose y creciendo. El área urbana densamente poblada es un lugar ideal para poner en práctica políticas de aire limpio y ayudar a salvar miles de vidas.

La Ciudad de México está llevando a cabo varias iniciativas clave en su programa de aire limpio.

  • Transporte masivo eficiente: La ciudad está mejorando la movilidad mejorando sus sistemas de transporte de alta capacidad y baja emisión de gases y mejorando el programa de mantenimiento e inspección para vehículos privados.
  • Manejo de residuos sólidos: La ciudad planea mejorar la recolección y eliminación de desechos sólidos con soluciones más eficientes, incluido el uso potencial de recuperación de gas de vertedero para suministrar energía limpia. Los residentes también están siguiendo las nuevas regulaciones de basura y reciclaje.
  • Edificios energéticamente eficientes: Una iniciativa clave es un programa intensivo para reemplazar lámparas con mejor tecnología. Recientemente se aprobó un nuevo proyecto para convertir cuatro edificios públicos a un uso eficiente de la energía.
  • Suministro de energía renovable: La Ciudad de México invierte en proyectos de energía renovable como la instalación de paneles fotovoltaicos en edificios públicos y privados para generar energía renovable e instalar calefacción solar de agua en hospitales 26.
  • Reducción de la quema de residuos agrícolas: A través de talleres de prevención de incendios, tratamiento de quemaduras controladas y más actividades, la Ciudad de México está ayudando a regular la quema a cielo abierto de desechos agrícolas. Se está creando una zona de amortiguación entre las áreas agrícolas y forestales.

Lea la comunicado de prensa en español.

Siga el viaje de BreatheLife de la Ciudad de México en su Web "Respira la vida".

Sitio web 'Respira la vida' de la Ciudad de México
Etiquetas
Países

Socios relacionados