El Ministro de Agricultura de Uruguay sobre la lucha contra el metano entérico

por Tabaré Aguerre, Ministro de Agricultura y Pesca de Uruguay - 21 julio, 2017
Uruguay trabaja en estrategias de bajo costo para reducir las emisiones de metano entérico, contribuir al desarrollo social y económico y aumentar la resiliencia al cambio climático

Uruguay es un país pequeño con una población de 3.5 millones pero alimenta a aproximadamente 30 millones de personas. La agricultura es una parte clave de la economía de Uruguay, representando el 70% de todas sus exportaciones. Al mismo tiempo, el sector agrícola contribuye con alrededor del 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero de Uruguay, de las cuales el 55% provienen de fermentación entérica.

El país ha convertido este desafío en una oportunidad clave para la acción climática con su estrategia para reducir la intensidad de las emisiones a través de la mejora de la eficiencia productiva y la productividad en los sistemas de producción de carne. Dado que el 65% del territorio uruguayo está cubierto por praderas naturales y pastizales, esta estrategia se complementa con el secuestro de carbono en suelos y biomasa, donde sea posible.

Uruguay está trabajando con el Climate and Clean Air Coalition (CCAC), la Alianza Mundial de Investigación sobre Gases de Efecto Invernadero Agrícolas (GRA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) sobre la reducción del metano de la fermentación entérica, que también mejorará la seguridad alimentaria y los medios de subsistencia. Como resultado de este trabajo, Uruguay ha accedido a herramientas para aumentar la capacidad a nivel nacional con el fin de alcanzar un 30-35% de productividad mejorada mientras reduce las emisiones y logra una producción certificada.

Tabaré Aguerre Mensaje Saludo a la FAO
Video: Mensaje de Tabaré Aguerre a la FAO (el video está en español)
URL de vídeo remoto

Compromisos de acción climática

Uruguay demostró tempranamente su compromiso con la acción voluntaria para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Se encuentra entre los 120 países que han presentado contribuciones previstas determinadas a nivel nacional (INDC) a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Las NDC son el medio principal por el cual los gobiernos pueden indicar qué pasos tomarán en el contexto de sus prioridades, circunstancias y capacidades nacionales para abordar el cambio climático.

La agricultura está bien representada en la Contribución prevista determinada a nivel nacional (INDC) de Uruguay, donde el país se ha comprometido claramente a adoptar una agenda de crecimiento bajo en carbono con objetivos ambiciosos que abordan tanto la mitigación como la adaptación al cambio climático. Este compromiso sustenta la creencia de Uruguay en mantener su imagen como un productor de carne confiable pero también como un productor ambientalmente responsable. Uruguay es uno de los pocos países que ha cuantificado sus emisiones del sector agropecuario por sistema de producción, gases de efecto invernadero y fuente de emisión.

En las INDC presentadas a la CMNUCC en 2015, Uruguay estableció un objetivo específico para el sector agrícola de reducir la intensidad de las emisiones de metano entérico por kilogramo de carne de res (peso vivo) entre un 33 % y un 46 % en 2030 mediante la aplicación generalizada de prácticas mejoradas y tecnologías

Vacas - Uruguay
El sector agrícola contribuye con alrededor del 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero de Uruguay, de las cuales el 55% proviene de la fermentación entérica.

Metano entérico

Con el apoyo continuo de la CCAC, GRA y FAO, Uruguay está involucrado en el proyecto “Reducción del metano entérico para mejorar la seguridad alimentaria y los medios de vida.” El objetivo de este estudio es apoyar a Uruguay en la identificación de estrategias de bajo costo para reducir las emisiones de metano entérico mientras contribuye al desarrollo social y económico de Uruguay a corto y largo plazo y aumenta la resiliencia al cambio climático.

Este esfuerzo de colaboración ayudará a Uruguay a mejorar la calidad de su inventario de emisiones, definir mejor sus objetivos de reducción en términos de intensidad de emisiones y mejorar la comprensión de los impactos de las medidas para mejorar la productividad, la eficiencia del sistema de producción y el sistema de reproducción del sector agrícola.

El acceso a datos confiables ha fortalecido la confianza de Uruguay de que su contribución a la seguridad alimentaria no compromete la producción de alimentos sino que aumenta la productividad. El compromiso de Uruguay en materia de mitigación es reducir las emisiones de metano por unidad (por kilo) de producto producido y reducir las emisiones brutas donde sea posible. Con este objetivo en mente, los ministros de Uruguay están trabajando en colaboración y entre sectores para certificar y diferenciar la producción mientras se cumple la meta de los ODS de reducir el hambre y la meta del país de reducir la intensidad de las emisiones.

Uruguay cree que puede tener una estrategia de mitigación, adaptación y resiliencia climática combinada con una estrategia productiva, denominada “estrategia de múltiples ganancias”.

El acceso a datos confiables ha fortalecido la confianza de Uruguay de que su contribución a la seguridad alimentaria no compromete la producción de alimentos sino que aumenta la productividad.
Tabaré Aguerre

Enfoque basado en datos

En este proyecto, se ha aplicado el Modelo de Evaluación Ambiental Global de la Ganadería (GLEAM), un marco de modelado de sistemas de información geográfica (SIG) desarrollado por la FAO que simula la interacción de las actividades y procesos involucrados en la producción ganadera y el medio ambiente, para evaluar una perspectiva amplia de oportunidades y los posibles objetivos alcanzables en términos de ganancias de productividad y potencial de reducción de la intensidad de las emisiones para el sector de la carne de vacuno.

El análisis de escenarios ayudó a Uruguay a mejorar su base de conocimientos e indicadores y mejorar los datos del inventario de emisiones y los niveles de emisiones de metano entérico del sistema de producción de carne. El análisis proporciona un conjunto de medidas para mejorar la productividad del sector y la gestión ambiental.

El estudio encontró que se pueden lograr reducciones significativas en las emisiones a través de la combinación de manejo de la salud y del rebaño, estrategias de manejo de la nutrición y la alimentación, y genética, con un potencial de reducción estimado de 23%-42% en la intensidad de las emisiones y un aumento en la producción (expresado en términos de peso vivo) de 40-50% en comparación con la situación de referencia.

El compromiso y la acción nacional de Uruguay sirven como un ejemplo de dónde la asociación puede ayudar a construir la base de evidencia y movilizar a los países para que tomen medidas climáticas.

Etiquetas
Temas