Malaui

CCAC Socio desde
2023

Malaui se unió a la Climate and Clean Air Coalition (CCAC) en 2023. Actualmente, el país se centra en la reducción gradual de los HFC en virtud de la Enmienda de Kigali, la reducción de las emisiones de metano en sus sectores de agricultura y residuos, y la reducción del uso de ladrillos cocidos en la construcción.

Malawi es parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), se adhirió al Protocolo de Kioto en 1995 y firmó y ratificó el Acuerdo de París en junio de 2017. El Ministerio de Recursos Naturales y Cambio Climático a través del Departamento de Asuntos Ambientales es el punto focal de la convención. 

Malawi también ratificó la Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal relativo a las Sustancias que Agotan la Capa de Ozono en 2017. Fase Dos de Malawi Plan de gestión de eliminación de hidroclorofluorocarbonos (HCFC) (HPMP) comenzó la implementación en 2021 con el apoyo del PNUMA y la ONUDI para el Gobierno de Malawi. Malawi participa en conferencias regionales e internacionales como la Conferencia de las Partes y otras.

En 2020, Malawi publicó su plan nacional de desarrollo a largo plazo, Malawi 2063. Este plan sucedió a Malawi Vision 2020 y "tiene como objetivo transformar Malawi en un 'país de ingresos medianos altos' industrializado, rico y autosuficiente para el año 2063". Describe diez objetivos, y el décimo establece la meta de una economía ambientalmente sostenible. La gestión sostenible del medio ambiente incluye la gestión de residuos, la gestión de la contaminación del aire y del agua y la gestión de los recursos hídricos. Garantizar una población sana y la sostenibilidad ambiental se identifican como facilitadores clave para el cumplimiento de los objetivos clave.

Malawi 2063 se implementará a través de un conjunto de planes de implementación medianos de 10 años que comienzan con el Plan de Implementación de Malawi 2021-2030 (MIP-1). MIP-1 reemplazó a la Estrategia III de Crecimiento y Desarrollo de Malawi (MGDS3). MIP-1 establece un objetivo para que la huella de carbono (kt) de la nación esté por debajo de 10,000 kt en el año 2030, incluso con la industrialización.

El MIP-1 fomenta la implementación de programas y proyectos que se enfoquen en: Gestión de Residuos y Economía Verde: Gestión del Cambio Climático; Financiamiento de Medio Ambiente y Cambio Climático; y Preparación para Desastres Naturales y Adversidades Climáticas. En línea con el esfuerzo global para limitar las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) a 2 grados centígrados como se establece en el Acuerdo de París, Malawi actualizó y comunicó sus Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC) a la CMNUCC en 2021.

El NDC describe las medidas de mitigación y adaptación climática que se llevarán a cabo hasta 2040, que se revisarán cada cinco años para tener en cuenta los problemas emergentes. El NDC actual ha identificado tres gases clave, incluido el metano, como gases de efecto invernadero que se destinarán a la reducción de emisiones en sectores clave. La NDC está respaldada por un Plan de Implementación; Directrices de integración; un Marco de Monitoreo, Reporte y Verificación; y una estrategia de movilización de recursos para ayudar con la implementación, el seguimiento y la presentación de informes de la NDC.

Otros planes y políticas climáticas incluyen la Acciones de mitigación apropiadas a nivel nacional (NAMA), Marco Nacional de Respuesta al Cambio Climático (NCCRF) desarrollado en 2015 y Planes Nacionales de Adaptación (NAP) actualmente en preparación. La Política Nacional de Gestión del Cambio Climático de 2016 proporciona una dirección estratégica para las prioridades del cambio climático de Malawi y describe un marco institucional para la aplicación e implementación de medidas de adaptación, mitigación, transferencia de tecnología y desarrollo de capacidades. La Política está respaldada por una Estrategia de Implementación, Monitoreo y Evaluación para garantizar una implementación efectiva y una definición clara de los roles de los sectores clave.

La Plan Nacional de Acción Ambiental (NEAP), desarrollado en 1994 y revisado en 2002, proporciona un marco para integrar la protección y gestión ambiental en todos los programas nacionales de desarrollo con miras a lograr un desarrollo socioeconómico sostenible. Sus objetivos clave son documentar y analizar todos los principales problemas ambientales, identificar medidas para aliviarlos y promover el uso sostenible de los recursos naturales. El NEAP se aplica a varios sectores, incluida la gestión de residuos.

La Ley de Gestión Ambiental (EMA) N.º 19 de 2017 prevé el desarrollo de directrices y prescribe medidas para el control y la gestión de los factores que afectan el cambio climático, incluida la prescripción de medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y también medidas para mejorar los sumideros de gases de efecto invernadero. Además, la Ley establece requisitos para la gestión de residuos. La Ley otorga al Ministro correspondiente la capacidad de prescribir normas de calidad ambiental, incluso para el aire, el agua, el suelo, los efluentes y los desechos sólidos.

Política ambiental nacional 2004 establece que toda persona tiene derecho a un ambiente limpio y saludable y tiene el deber de promover y mantener un ambiente limpio. Se basa en el NEAP al buscar: promover el uso y la gestión eficientes de los recursos naturales; facilitar la rehabilitación y gestión de ecosistemas esenciales y procesos ecológicos; aumentar la conciencia pública sobre la importancia de una gestión ambiental sólida; y promover la cooperación entre el gobierno, las comunidades locales, las mujeres, las organizaciones no gubernamentales y el sector privado en relación con el uso y la gestión sostenibles de los recursos naturales y el medio ambiente.

La Política Nacional Ambiental incluye una sección sobre calidad del aire y cambio climático con el objetivo de minimizar los impactos adversos del cambio y la variabilidad climática, y de reducir la contaminación del aire y las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Identifica medidas para lograr este objetivo que incluyen: reducir la contaminación del aire para proporcionar un entorno saludable y sostenible para el desarrollo socioeconómico; reducir las emisiones de GEI para evitar la interferencia climática; controlar la contaminación del aire localizada, especialmente en el entorno urbano, para reducir la incidencia de enfermedades transmitidas por el aire y otros riesgos para la salud; controlar los incendios forestales para reducir la contaminación del aire; desarrollar una base de datos y un sistema de monitoreo de la calidad del aire; desarrollar y promover fuentes de energía alternativas al combustible de madera; promulgar una Ley de Aire Limpio; desarrollar y hacer cumplir las regulaciones de aire limpio; evaluar y monitorear los impactos del cambio climático; promover la cooperación regional e internacional sobre la contaminación atmosférica transfronteriza; reducir las emisiones de GEI de los sectores de transporte y fabricación; y mantener una Unidad Nacional de Protección del Ozono y promulgar la legislación apropiada para apoyar el mandato de la Unidad.

Malaui 2008 Reglamento de Gestión Ambiental (Gestión de Residuos y Saneamiento) complementar la Política Ambiental Nacional. Estas reglamentaciones describen las funciones, responsabilidades, procesos y requisitos para la gestión de diferentes tipos de desechos, incluido el movimiento transfronterizo de desechos. También contiene una disposición sobre la responsabilidad de los contaminadores de pagar los daños relacionados con la contaminación del agua, el aire o la tierra como resultado de las actividades humanas.

Malaui publicó un Estrategia Nacional de Gestión de Residuos (NWMS) para el período de 2019 a 2023. La estrategia establece las prioridades que se deben seguir en Malawi para minimizar el impacto perjudicial en la salud humana y el medio ambiente que surge de la gestión deficiente de los desechos y para mejorar la gestión de los desechos. Estos son: formular políticas y promulgar leyes para reducir la generación de desechos; promover un comportamiento público responsable en la gestión de residuos; promover la separación de residuos en origen; Reducir, Reutilizar, Reciclar y Recuperar energía de los residuos; promover el tratamiento de residuos; y establecer infraestructuras y sistemas ambientalmente racionales para la gestión de desechos.

Energía

  • La Estrategia de Energía Renovable de Malawi de 2017 estableció prioridades y acciones para lograr el acceso universal a la electricidad renovable y un sector de bioenergía sostenible. Se centra en aumentar las energías renovables a escala de la red, las mini redes de energía limpia, la energía solar fuera de la red y la bioenergía. Para 2025, establece el objetivo de tener al menos 50 minirredes de energía limpia operativas. La Estrategia también tiene como objetivo aumentar la sostenibilidad de los combustibles, estableciendo objetivos para que el porcentaje de bioetanol en la gasolina alcance el 20 por ciento para 2025 y el porcentaje de biodiésel en el suministro total de diésel sea igual al 30 por ciento para 2030.
  • La Programa de Electrificación Rural (MAREP) opera bajo el Ley de Electrificación Rural de 2004, que también ha establecido el Fondo de Electrificación Rural. MAREP asume el objetivo de aumentar el acceso a la electricidad para las personas en áreas periurbanas y rurales al 30 por ciento para 2030 como parte del esfuerzo del Gobierno para reducir la pobreza, transformar las economías rurales, mejorar la productividad y mejorar la calidad de los servicios sociales.
  • La Ley de electricidad de Malawi 2004 establece disposiciones para la regulación de la generación, transmisión, distribución, venta, importación y exportación, uso y seguridad de la electricidad y para los asuntos relacionados o incidentales a la misma. Describe la responsabilidad de la Autoridad Reguladora de Energía de Malawi para emitir licencias para operar en el sector eléctrico. La Ley de Enmienda de la Electricidad de 2016 condujo a la Reestructuración del Mercado de la Energía al establecer la Corporación de Suministro de Electricidad de Malawi (ESCOM) responsable de la transmisión y distribución de electricidad y las funciones de Comprador Único; y Empresa de Generación de Energía Eléctrica (EGENCO) encargada de la generación de energía eléctrica. La enmienda también abrió el mercado de la electricidad a la participación de los Productores Independientes de Energía (IPP).
  • Mientras que el 2003 Política Energética Nacional condujo a la creación del regulador de energía de Malawi y guió el desarrollo del sector energético, incluidas las energías renovables hasta 2016, la Política Nacional de Energía de 2017 estableció sus objetivos para: hacer que el sector energético sea sólido y eficiente; catalizar una industria energética impulsada por el sector privado más liberalizada y competitiva; y pasar de la dependencia nacional de la biomasa a una combinación energética más moderna.

Residuos

  • La Ley de Gestión Ambiental de 2017 prevé el control de la contaminación y la regulación de los desechos, incluidos los desechos peligrosos. Regula el manejo, almacenamiento, transporte, clasificación de residuos y la importación y exportación de residuos peligrosos. La Ley suscribe el principio de quien contamina paga y atribuye a quien contamina la responsabilidad de impedir la descarga o emisión de cualquier contaminante en el medio ambiente, incluida la eliminación o eliminación de cualquier contaminante. La Ley prevé además el requisito de licencias para descargar cualquier efluente, así como para emitir cualquier gas u otros contaminantes a la atmósfera.
  • La Ley de Gobierno Local de 1998 prevé que una autoridad local establezca, mantenga y gestione los servicios de recogida, eliminación, eliminación y protección de los desechos sólidos y líquidos. En segundo lugar, regula la provisión, construcción, uso, mantenimiento y reparación de sumideros, letrinas y recipientes para desechos sólidos y líquidos.
  • El Reglamento de Recursos Hídricos (Control de la Contaminación del Agua) de 2018 tiene como objetivo controlar la contaminación del agua y, además, establece la conformidad con las normas establecidas por la Oficina de Normas de Malawi.
  • El Reglamento de Gestión Ambiental (Gestión de Residuos y Saneamiento), de 2008, prevé específicamente la gestión de residuos y el saneamiento. Los reglamentos prevén el manejo de los residuos sólidos generales o municipales que incluye: la separación de residuos en la fuente, la recolección y disposición final de los residuos sólidos generales o municipales. Además, prevén instalaciones de reciclado y reciclado de residuos sólidos. Además, las reglamentaciones prevén los desechos líquidos municipales y también la gestión de desechos peligrosos.
  • Malawi publicó su Reglamento de Gestión Ambiental (Plásticos), 2015 para regular la importación, producción, comercio y distribución comercial y uso de plásticos, bolsas de plástico y láminas de plástico hechas de plásticos delgados.
  • Estrategia sobre contaminantes orgánicos persistentes (Plan Nacional de Implementación (NIP) para la gestión de contaminantes orgánicos persistentes

Malawi es parte del Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP) y desde entonces ha desarrollado dos Planes Nacionales de Implementación (NIP) en 2004 y 2019 respectivamente. Los objetivos incluyen la eliminación del uso de PCB y equipos que contienen PCB, reduciendo la producción, importación, exportación y uso de existencias y desechos de plaguicidas COP; sensibilizar a los encargados de formular políticas y decisiones, las partes interesadas y los grupos interesados ​​y el público en general; y mejorar la capacidad técnica y financiera para la gestión de COP´s. Actualmente, el NIP de 2019 está listo para someterse a una revisión y actualización.

Dirección

Ministerio de Recursos Naturales y Cambio Climático
Lilongüe, Malaui

Recursos Relacionados

Aún no hay resultados.