Carbón negro

Un contaminante del aire con efectos nocivos para la salud humana, los cultivos, los ecosistemas y el clima

El carbono negro, comúnmente conocido como hollín, es un componente de la contaminación del aire por partículas finas (PM2.5). Se forma por la combustión incompleta de la madera y los combustibles fósiles, proceso que también genera dióxido de carbono (CO2), monóxido de carbono y compuestos orgánicos volátiles. 

El carbón negro calienta la atmósfera porque es muy eficaz para absorber la luz. Exacerba el calentamiento del aire y las superficies en las regiones donde se concentra, alterando los patrones climáticos y los ciclos de los ecosistemas.

El carbono negro dura solo de días a semanas en la atmósfera, pero tiene impactos directos e indirectos significativos en el clima, la nieve y el hielo, la agricultura y la salud humana. 

Hechos principales

460-1,500x

El carbono negro tiene un impacto de calentamiento hasta 1,500 veces más fuerte que el CO2 por unidad de masa.

12 días

La vida media atmosférica de las partículas de carbono negro es de 4 a 12 días.

5.8 Mt

En 5.8 se emitieron alrededor de 2019 millones de toneladas de carbono negro.

43%

La energía doméstica representa casi la mitad de las emisiones globales de carbono negro a nivel mundial.

emisiones

Las partículas de carbono negro son liberadas por la quema de combustibles fósiles, madera y otros combustibles de biomasa. Este proceso también libera CO2, monóxido de carbono, compuestos orgánicos volátiles y carbono orgánico. La mezcla compleja de gases y partículas que surge de este proceso a menudo se denomina hollín.

Las fuentes difieren significativamente de una región a otra. En Asia y África, los combustibles sólidos residenciales aportan entre el 60 y el 80 % de las emisiones, mientras que en Europa y América del Norte los motores diésel aportan alrededor del 70 % de las emisiones.

Los combustibles sólidos y el queroseno que se utilizan para cocinar, iluminar y calentar los hogares son responsables de casi la mitad de las emisiones antropogénicas de carbono negro, además de emitir metano y otros contaminantes del aire.  

Los principales sectores emisores de carbono negro son:  

  • Energía doméstica 
  • Transporte 
  • Producción Industrial 
  • Quema Agrícola 
  • Quema de residuos 
  • Combustibles fósiles 

Carbono negro: Principales fuentes antropogénicas (kt)
2019. base de datos CEDS.

Tendencias de las emisiones de carbono negro

Las emisiones de carbono negro están disminuyendo gracias a la mejora de las prácticas en la fabricación de ladrillos, la reducción de la quema a cielo abierto en el sector agrícola, la mejora de los estándares de vehículos y combustibles, la energía doméstica más limpia, un mejor acceso a la financiación y la tecnología, y un impulso mundial por el aire limpio, y se espera que seguirá cayendo a medida que continúen las mejoras en la eficiencia y la electrificación de automóviles y otros vehículos.

Si bien la curva se inclina en la dirección correcta para las emisiones de carbono negro, sabemos que podemos hacer más para acelerar su reducción.

Carbono negro: fuentes de emisiones antrópicas (kt)
2019. base de datos CEDS.

Impactos del carbono negro

Los efectos del carbono negro a veces quedan enmascarados por compuestos emitidos conjuntamente. Algunos tienen un efecto refrescante sobre el clima, y ​​el tipo y la cantidad de co-contaminantes difiere según la fuente.

Las fuentes que liberan una alta proporción de contaminantes que calientan y que enfrían representan los objetivos más prometedores para la mitigación y el logro de beneficios para el clima y la salud a corto plazo.

Cuando las partículas de carbón negro se depositan en la superficie de la nieve y el hielo, aceleran su fusión.

Cambio climático

El carbón negro contribuye al calentamiento al ser muy eficaz para absorber la luz y calentar su entorno. Las concentraciones de carbono negro varían considerablemente en el espacio y el tiempo, por lo que sus efectos no se ven por igual a escala global.

Cuando está suspendido en la atmósfera, el carbono negro contribuye al calentamiento al convertir la radiación solar entrante en calor, de la misma manera que las superficies de asfalto crean islas de calor en las zonas urbanas. El carbono negro también influye en la formación de nubes y afecta el clima regional y los patrones de lluvia.

Cuando se depositan sobre el hielo y la nieve, las partículas de carbón negro reducen el albedo de la superficie (la capacidad de reflejar la luz solar) y calientan la superficie. Se estima que este efecto ha contribuido a 0.04°C de calentamiento desde 1750. Como resultado, las regiones árticas y glaciadas como el Himalaya son particularmente vulnerables al derretimiento.

Salud

El carbón negro es un componente de partículas finas (PM2.5) la contaminación del aire, la principal causa ambiental de mala salud y muertes prematuras. Estas partículas son muchas veces más pequeñas que un grano de sal de mesa, pueden penetrar profundamente en los pulmones y facilitar el transporte de compuestos tóxicos al torrente sanguíneo. 

Cada año, aproximadamente 4 millones de muertes están asociados con la exposición a largo plazo a PM2.5 la contaminación del aire.

PM2.5 La contaminación del aire se ha relacionado con una serie de impactos en la salud, incluida la muerte prematura en adultos con enfermedades cardíacas y pulmonares, accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos, enfermedades respiratorias crónicas como bronquitis, asma agravada y otros síntomas cardiorrespiratorios.

Los bebés y los niños también se ven afectados. PM2.5 La contaminación del aire es responsable de las muertes prematuras de niños por infecciones agudas de las vías respiratorias inferiores, como la neumonía. Estas partículas incluso se han encontrado en los pulmones, el hígado y el cerebro de los bebés por nacer, lo que puede afectar el desarrollo de la primera infancia

Cómo afecta la contaminación del aire al cuerpo

Las muertes y enfermedades causadas por la contaminación del aire se deben en gran medida a partículas diminutas e invisibles en el aire, conocidas como partículas. Estas partículas contienen cualquier cosa, desde carbón negro hasta sulfatos y plomo.

Las partículas más pequeñas son las más letales: PM2.5 partículas, que son 2.5 micras o menos de diámetro, y PM10, que tienen 10 micras o menos de diámetro. Los cabellos humanos tienen entre 50 y 70 micrones de diámetro. Estas pequeñas partículas eluden las defensas del cuerpo y se alojan en los pulmones, el torrente sanguíneo y el cerebro.

URL de vídeo remoto

Agricultura y ecosistemas

El carbono negro afecta la salud de los ecosistemas de varias maneras. Las partículas finas se depositan en las hojas de las plantas y aumentan la temperatura de la superficie de las plantas, atenúan la luz solar que llega a la tierra e interfieren con los patrones de lluvia. 

Cambiar los patrones de lluvia puede tener consecuencias de gran alcance tanto para los ecosistemas como para los medios de vida humanos, por ejemplo, al interrumpir los monzones críticos para la agricultura en gran parte de Asia y África. 

En combinación con el ozono troposférico, el carbono negro también contribuye a más de 50 millones de toneladas de las pérdidas de cultivos básicos a nivel mundial cada año. Las áreas con emisiones concentradas de carbono negro pueden obtener los beneficios más sustanciales de las reducciones de emisiones.

Soluciones

La CCAC apoya la implementación de medidas de control que, si se implementan a nivel mundial para 2030, podrían reducir las emisiones globales de carbono negro por tanto como 80%

Varias de estas reducciones de emisiones podrían lograrse con ahorros de costos netos. La adopción de estas medidas tendría importantes beneficios colaterales positivos para la salud pública, especialmente en el mundo en desarrollo.

Las estufas limpias reducen la exposición al carbono negro y otras emisiones de contaminantes del aire en los hogares, mejorando la salud y el bienestar de las mujeres en todo el mundo.

Las medidas para reducir las emisiones de carbono negro pueden retrasar el calentamiento del clima a corto plazo, aumentar el rendimiento de los cultivos y prevenir muertes prematuras.

La corta vida atmosférica del carbono negro, combinada con su fuerte potencial de calentamiento, significa que las estrategias específicas para reducir las emisiones pueden proporcionar beneficios para el clima y la salud con relativa rapidez.  

Energía del hogar 

Los más pobres del mundo a menudo dependen de combustibles crudos para cocinar, calentar e iluminar. Las tecnologías simples pueden marcar una gran diferencia en la contaminación del aire interior, las emisiones de carbono negro y la deforestación. 
  
Soluciones de energía para el hogar
  

  

Transporte

El sector del transporte es responsable de alrededor del 20% de las emisiones de carbono negro. La tecnología existente y el combustible de mayor calidad pueden reducir drásticamente estas emisiones. 
  
Soluciones para vehículos pesados ​​y motores

Regenerativa 

La quema a cielo abierto en la agricultura produce grandes cantidades de carbono negro, pero se puede reemplazar fácilmente con técnicas de gestión de desechos sin quema.

Soluciones sector agricultura 

Gestión de los desechos

La quema de desechos a cielo abierto es un hecho evitable, que puede mejorar drásticamente la calidad del aire local y reducir las emisiones de carbono negro mediante la implementación de sistemas integrados de gestión de desechos. 

Soluciones sector residuos

Combustibles fósiles 

Las emisiones de carbono negro se pueden reducir fácilmente del sector de los combustibles fósiles a bajo costo. 

Soluciones para el sector de los combustibles fósiles

Producción Industrial

La producción de ladrillos es una fuente importante de emisiones de carbono negro, pero estas emisiones se pueden reducir drásticamente mediante cambios en los diseños de los hornos.

Soluciones sector industrial

Nuestro trabajo

La CCAC financia proyectos para implementar políticas de carbono negro y medidas de mitigación en todo el mundo. Seleccione un país para obtener más información.

Últimos proyectos de carbono negro